“He comenzado a realizar ejercicio y estoy aumentando peso”


“He empezado en el gimnasio y estoy ganando peso”.

¡Olvídate del número de kg que marca la báscula! El motivo por el que te estés manteniendo o incluso ganando peso es porque estás generando masa muscular (ojo; esto no quiere decir que se te vaya a poner cuerpo de culturista, hay mucha gente que lleva toda la vida entrenando y no tiene cuerpo de culturista, simplemente porque no entrenan y no se alimentan con este objetivo) y esto no tiene nada de malo, te vendrá genial para sentirte más fuerte y ver que puedes con todo.

Si quieres llevar un seguimiento con una báscula, más vale que te centres en el porcentaje de grasa en tu cuerpo y en la masa muscular que generas. Olvídate del número de kg que pesas, ya que no es lo mismo un cuerpo de 80kg con mucha grasa que 80kg de puro músculo (Pesan lo mismo pero a nivel de salud y visual no tienen nada que ver, créeme).

Un simple truco para comprobar tu cambio es que te pruebes una vez al mes el mismo pantalón y la misma camiseta y así verás como tu cuerpo se acerca a tu objetivo.